Mi pequeña tropilla

Todo taller que se precie tiene sus pequeños ayudantes magistrales y compañer@s ejemplares,  sin los cuales sabes que nada de lo que haces sería lo mismo y con los que llegas a establecer un vínculo de lo más especial.
En mi caso, mis compañeros por excelencia son seres peludines de cuatro patas, largos bigotillos y amantes de enganchar una siesta detrás de otra, especialmente ahora en verano con toda la caló que hace.
Seres curiosotes, que de repente te sorprenden con un sonoro ‘miau’ para decirte hola y que les rasques la cabecilla, o para que juegues un rato con ellos con la pelota que bota que mola un montón, justo cuando estás metida en faena con el papel y la brocha. Gentecilla que encuentra que la superficie de la cizalla es el lugar más cómodo para echarse un sueñecito, y tú haciendo cola para cortar el papel. Bichines que te han quitado esa fantástica idea de poner plantas en la única ventana por la que te entra luz natural en el taller porque todas parecen ser excelentes tapitas a la hora del aperitivo. En fin, cosas a la que una después de tantos años se acaba acostumbrando (qué remedio, ¿verdad? ;).Eso sí, cuando se trabaja está terminantemente prohibido subirse a la mesa, y eso se lo tienen muy bien aprendido…

Gracias a ellos nunca me siento sola cuando trabajo, porque siempre tengo a alguna o alguno conmigo a mi lado. Cuando tienes uno de esos días en que las cosas no te salen como esperabas, acariciar sus barriguillas esponjosas es el mejor de los bálsamos.
Y son la mejor fuente de inspiración que me pueda imaginar (la de historias que me habré montado yo sola con ellos de protagonistas, jiji).
 Y vosotr@s, ¿teneis también peluchines compañeros de fatiga?

 

Anuncios

22 comentarios en “Mi pequeña tropilla

  1. Siiii despues d mucho dar la barrila mi marido me permitió tener un bichin. Asi llego Geeky a nuestras vidas. 2 años despues es queria uno xa el y fuimos a x Hassel q es el cariño hecho gato. No se que seria de nosotros sin ellas. (ni las fotos del blog sin gatos jajaj)

  2. ¡Qué lindos tus peludines!
    A mí me acompaña Byron, mi perrito miedoso. La verdad es que con él todo es distinto y siempre mejor, claro.
    Ahora estamos pensando que, a lo mejor, un compañerito le vendría bien y le ayudaría a superar sus miedos y tal vez nos animemos a adoptar un gatito :)

  3. Me encantan!!! Son preciosos….yo todavía echo de menos a mi Misky, pero gatos ya no podemos tener por la alergia de mi marido……pero tenemos a Coco, un beagle de tres años y medio, travieso como el solo, que tiene que estar siempre donde esté yo….así que le tuve que comprar una cama para el taller!!!
    Así que tampoco estoy sola mientras trabajo, generalmente tengo a Coco roncando, intentando volcar la papelera o intentando esconder algún huesito por los gastos que hay debajo de la mesa!!!

  4. Aiiis! Me encantan! Ya lo sabes! Lo flipé cuando supe que tenías 4 jajaja Son preciosos y leerte me hace sonreír! Las mías son así, ellas mandan! jajaja XDD

    Muchos besitos!

  5. Son adorables. La verdad, no sabría con cuál de ellos quedarme. Tiene que ser chulísimo tenerlos alrededor. Como al perro no se me puede ocurrir dejarle entrar en el taller si no quiero un catástrofe, me tengo que conformar con la música como compañía, pero un peludito tiene que ser lo más!

  6. Aysss, con lo gatuna que yo soy!!!!. Qué guapos todos!!!. Yo no tengo ningún peludito cerca…mi única compi siempre que scrapeo es mi tortuga Carmela, que si está dando tumbos por casa (es veranito)…pues se pone a mis pies muchas veces. Es que ya llevamos 17 años de amistad!!!jajajaja

    Besos!

    Charo

  7. y como consigues que no suban a la mesa??? xq yo solo tengo una, pero vale por veinte, es un terremoto y no hay manera de trabajar con ella a mi lado, jejejeje

  8. Ja ja, a estos hay que tenerles echado un poco el ojo a veces, que como te descuides los papeles se convierten en una cama mullidita ^^. Pero por lo general se portan muy bien. Besito!

  9. Hola Marta! Bueno, ya te he dejado un comment en tu blog pero te doy otra vez las gracias por ese premio y con toda esa gente tan molona :).
    Jo, tener perrines también es lo más. Yo antes tenía a mi Lunita, una pastor alemán que nos dejó demasiado pronto, pero pasé con ella los años más bonitos de mi juventud y aunque ya no la tenga aquí conmigo, siempre la siento a mi lado ^^.
    Besitos Marta.

  10. Jajajajaja, es que son la leche!! :). Pues a veces es complicadillo, sobre todo ahora con el calor. Como pongo el ventilador y llega airecito rico sobre la mesa a veces hay que estar ojo avizor. Eso sí, por la noche les dejo la mesa toda despejada y con los papeles bien guardados para ellas, porque se me suben sí o sí ^^.
    Un beso Anuska.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s